¿El futuro de las baterías? Posiblemente el grafeno

¿Qué es lo peor de tu Smartphone o Tablet?

low_batteryLa respuesta suele ser unánime: La batería.

Hartos de vivir pegados a un enchufe, donde la batería llega a duras penas al final de la jornada, y donde los más exigentes suelen llevar alguna de repuesto si el terminal lo permite.

Existen numerosas herramientas que ayudan a mejorar el consumo y alargar la duración alguna que otra hora más. Pero el problema de base, sigue siendo el mismo.

Nuestro dispositivos móviles tienen cada vez más servicios (llamadas, mensajes, WiFi, GPS, Bluetooth, NFC, HSDPA, …) y la suma de todos ellos hace que nuestra batería vuele en cuestión de horas. ¿La solución? Mejorar nuestras baterías a la vez que conseguimos que los servicios sean más eficientes con un menor consumo de energía.

Si echamos un poco de imaginación…¿Cómo sería nuestra batería ideal? Pues seguramente también coincidiríamos en que debería cargar de forma muy rápida, y cuya duración debería ser al menos como las de nuestros antiguos teléfonos, 3 o 4 días.

Pues esto, que hasta ahora era ciencia ficción pura, ya es ciencia. ¿Cómo? Con grafeno (del que ya os hablamos hace algún tiempo).

Científicos de UCLA están trabajando en formas más eficientes de producir el grafeno. Descubrieron por ejemplo, que un condensador de este material podía alimentar un LED durante más de 5 minutos tras un tiempo de carga de apenas 2 segundos. Alucinante, ¿verdad?

En el día a día utilizamos baterías tipo pila que presentan el inconveniente de que tardan mucho en cargarse para el rendimiento que dan. En este terreno los condensadores son los reyes, ya que se cargan muy rápido, pero, por contra, tienen una capacidad muy limitada a la hora de almacenar electricidad. Sin embargo, los supercondensadores de grafeno nos traen lo mejor de ambos con una gran capacidad para almacenamiento eléctrico y unos tiempos de carga ridículos en comparación con los de la baterías actuales.

Pero esto no es lo único bueno del grafeno, además de permitirnos cargas muy grandes en muy poco tiempo, es flexible y completamente basado en carbono. Además es ligero, barato y, sobre todo, es biodegradable.

Todo esto, evidentemente, está aún en una fase muy temprana y deberemos esperar antes de ver algo así en el mercado. Esperamos ver pronto los primeros modelos de estas baterías biodegradables de ensueño que harán que de una vez por todas podamos disfrutar de nuestro smartphone, tablet o portátil… sin preocuparnos de tener un enchufe cerca.

Fuente: El Androide Libre

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!