Drones para la modernización del Sector Agrícola

DronesAgricultura

Siempre que pensamos en el campo, en la agricultura, tendemos a imaginarnos a trabajos manuales, laboriosos y de alguna forma, muy tradicionales. Pero en el último año, con el auge y expansión de la tecnología dron a diferentes ámbitos de nuestra vida cotidiana, también ha irrumpido con fuerza en el sector agrícola.

 

¿Qué es la Agricultura de Precisión?

AgriculturaPrecision

La agricultura de precisión es un término agronómico que define la gestión de parcelas agrícolas mediante diferentes tecnologías (GNSS, SIG, GPS …) para estimar y evaluar con mayor precisión la densidad óptima de siembra, estimar la cantidad adecuada de fertilizantes o irrigación necesarios, y predecir con más exactitud el rendimiento y la producción de los cultivos.

En esta entrada vamos a recoger diferentes proyectos de implantación de estos dispositivos con diferentes fines dentro del sector.

Control de Plagas

Quizá uno de los usos más evidentes a la hora de pensar en cómo un dron puede ser útil dentro de una plantación agrícola.

Hace tan solo unos días se presentó el Fumidron, un proyecto de la ULPGC  que consiste en un vehículo no tripulado que ya interviene en cultivos de Colombia y Guinea Ecuatorial. El aparato puede transportar una carga de 10 kilos de fumigante y es capaz de sobrevolar cubrir una hectárea de terreno en una hora.

Según Brian McCornack, profesor de la Universidad Pública de Kansas (Estados Unidos), estos aparatos permiten tanto volar por encima de las cosechas como recoger muestras de ellas más allá de lo que el ser humano es capaz de hacer por sí solo.

McCornack expuso en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con sede en Roma, casos de plagas que, por ejemplo, a simple vista no se consiguen detectar, a pesar de que existen y “siguen un patrón”.

Una estrategia que se está empleando es la de usar drones a una altura de más de cien metros y otras veces a ras del suelo para tomar fotografías e incluso muestras, con el objetivo de conocer el impacto de las plagas más a fondo.

Luego esos datos se analizan y ayudan a identificar las enfermedades de las plantas e intervenir en los campos infectados, una situación a la que se enfrentan los agricultores cada día en todo el mundo, según el especialista estadounidense.

Control de Riegos

DronesRiego

En el Centro Regional de Estudios del Agua (CREA), la investigadora Rocío Ballesteros González estudia el uso de metodologías y herramientas para la obtención de información agronómica útil. Por ejemplo, la obtención de información a partir de los productos geomáticos generados mediante las imágenes aéreas como: determinación del grado de cobertura del cultivo, biomasa y predicción del rendimiento.

Estas herramientas son “claves para la elaboración de calendarios de riego y fertilización”. El empleo de imágenes de alta resolución obtenidas mediante drones, junto a su adecuado tratamiento, son un mecanismo muy útil en la monitorización del crecimiento y desarrollo de cultivos.

Drones espantapájaros

Más allá de lo simbólico de la figura el espantapájaros es un elemento muy necesario en ciertos tipos de agricultura por el daño que las aves pueden infligir a las cosechas. Hace tiempo que perdió su forma humana y se ha intentado conseguir su efecto disuasorio con muchas técnicas, desde montajes con piezas de aluminio reflectantes, hasta complejos sistemas que disparan escopetas con gas propano para hacer ruido.

Pero su jubilación definitiva ha llegado de la mano de un dron español. La empresa Fobos Solutions ha creado un UAV (vehículo aéreo no tripulado) biomimético que imita a la perfección el aspecto y el comportamiento de un ave rapaz. Sus servicios pueden ser muy útiles, no sólo en cultivos, sino también en piscifactorías o aeropuertos, donde la presencia de aves no es bien recibida.

Marcos Carrera, al frente de la compañía, explica su los detalles de su concepción. “Lo que hemos hecho es crear un avión no tripulado que imita a un ave rapaz en vuelo y que lleva una serie de sensores que multiplican ese efecto con sonidos. El vuelo es exactamente igual al que hace un  depredador, con sus movimientos y formas de atacar, y además imita el sonido de pánico que hace la especie atacada, con lo que sus congéneres piensan que alguno ha dado la voz de alarma”.

El espantapájaros del futuro viene a remediar varios problemas, ya que la presencia descontrolada de aves puede crear un grave perjuicio económico y de seguridad en diversos campos. Carrera pone algunos ejemplos: “Hemos trabajado en la fresa, en Huelva. Algunas empresas con las que hemos colaborado nos han asegurado que en fincas de 200 hectáreas llegaban a perder 4.000 euros al día por este problema”.

Fuentes:

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario

*