Ventanas que generan energía

Los edificios podrían aprovechar la energía del sol no solo con las clásicas placas de los techos, sino también con ventanas solares. Algunos modelos se han diseñado en varios colores, otros son capaces de pasar de una posición transparente hasta otra opaca, otros filtran la radiación dañina del sol, otros se limpian a sí mismos… Pero todos ellos son una forma más de generar energía. Sus impulsores trabajan para hacerlos más eficientes y competitivos y que se extiendan entre los ciudadanos.

Principales iniciativas de ventanas solares

Paneles solares de varios colores capaces de reemplazar ventanas o incluso paredes. Es la reciente propuesta de QSolar, una compañía canadiense especializada en tintes solares. De esta manera, los hogares podrían aprovechar la energía del sol no solo con las clásicas placas, sino también con ventanas solares.

De forma similar, la empresa holandesa Peer + ha creado la «Smart Energy Glass», una ventana cuyo vidrio convierte la luz solar en electricidad. Este modelo, disponible en varios colores, tiene un interruptor paraseleccionar la cantidad de luz que se quiere dejar pasar. Se puede variar desde una posición transparente hasta otra opaca, que genera una mayor electricidad.

La empresa RSi Solar ha anunciado una «ventana fotovoltaica transparente», que según sus responsables, puede ahorrar hasta un 50% de los gastos en calefacción y climatización del edificio. Además de energía, estas ventanas proporcionan protección, al reducir el 100% de la luz ultravioleta y la radiación infrarroja.

La compañía japonesa Nihon Telecommunication System ha creado unas ventanas con células fotoeléctricas equipadas con conexiones USB para aprovechar la energía. Estas ventanas también filtran buena parte de los rayos solares.

La empresa coreana Kyosemi ha presentadoSphelar, unos paneles solares transparentes que también pueden funcionar como ventanas productoras de energía. Estos paneles se componen de cientos depequeñas esferas de silicio de 1,8 milímetros de diámetro, que capturan los rayos desde todos los ángulos.

Las universidades son otro de los motores de estos dispositivos. Un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicaba en la revista ‘Science’ un sistema para crear ventanas capaces de absorber hasta un 80% de luz. El prototipo consistía en paneles de vidrio con capas de dos o más tintes captadores de luz. Según los investigadores del MIT, los materiales utilizados son baratos, una ventaja añadida para su producción a escala industrial.

Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Taiwán, dirigidos por el profesor Chin-huai Young, han creado un prototipo de cristal para ventanas que produce energía solar, además de ser buen aislante térmico y de limpiarse a sí mismo. Este modelo tiene tres capas ultrafinas y según el equipo taiwanés bloquea el 90% del calor, frente al 63% de las convencionales. La electricidad que generan estas ventanas se podría aprovechar para pequeños dispositivos electrónicos.

Desafíos de las ventanas solares

Los impulsores de estos prototipos se enfrentan a varios desafíos para generalizar las ventanas solares entre los consumidores:

  • Aumentar su eficiencia: los investigadores del MIT lograron una eficiencia de conversión energética (el porcentaje de luz solar se transforma en electricidad) del 6,8%. Un panel fotovoltaico convencional supera el 12%.
  • Proponer precios competitivos: el modelo de compañía japonesa Nihon se vende a un precio que ronda los 1.200 euros por metro cuadrado. El coste de una placa convencional puede ser inferior a la mitad.

Fuente: Eroski Consumer

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!