Uso de Drones para radiolocalizar al Lince Ibérico en peligro de extinción

La Junta de Andalucía suscribe un acuerdo con Enel Green Power España y Microsensory para el desarrollo de un prototipo que permita localizar animales en peligro de extinción

Durante el último año hemos visto numerosas aplicaciones de la tecnología de los drones a diferentes ámbitos, la mayoría positivos para la sociedad y el futuro. Ahora, las instituciones dan un paso más para aplicarlo en beneficio de la naturaleza, en este caso en el seguimiento de animales en peligro de extinción como nuestro querido Lince Ibérico.

Iberian_Lynx_linces9

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía acaba de firma un acuerdo con las empresas Enel Green Power España y Microsensory para el desarrollo de un prototipo de dron que permita radiolocalizar linces ibéricos.

Según los responsables del proyecto, esta actuación facilitará “enormemente” el trabajo de los técnicos del proyecto LIFE+Iberlince en el medio natural andaluz. Con la nueva tecnología se solucionan problemas tales como la necesidad de un técnico diario para localizar a los ejemplares radiomarcados, en un seguimiento que “a veces no era el idóneo”.

La Consejería, en calidad de socio del proyecto, aportará su conocimiento científico-técnico y validará el correcto funcionamiento del dron. Enel Green Power España se hará cargo de la financiación del mismo, aportando un total de 20.000 euros, y Microsensory será la entidad encargada de llevarlo a cabo.

Hasta ahora, los radiomarcadores utilizados (collares VHF) han proporcionado información muy valiosa relativa al uso del espacio y las vías de dispersión de los individuos liberados, pero este seguimiento era más aleatorio dependiendo de la orografía del terreno y requería de una vigilancia diaria por parte de un operario.

Con la utilización de drones, se ahorrará tiempo y recursos. Además, las baterías de los collares reducirán su tamaño (60 gramos frente a los 250 actuales), otorgando una mayor autonomía.

Para otras especies

De hecho, la empresa trabaja en un dispositivo de “ultraminiatura”, con peso inferior a un gramo y susceptible de implantación vía subcutánea, que ya se ha probado en serpientes, aunque el alcance era limitado, mientras que desde el aire se llegaría a una distancia de unos seis kilómetros.

El uso del dron es pionero en el seguimiento del lince -estará operativo en unos seis meses-, pero la intención es extrapolarlo a otras especies con dificultades de localización, como determinadas aves que nidifican a grandes alturas, con lo que además de mejorar el rendimiento científico se mejorarían las ratios de seguridad de los técnicos.

Fuente:

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario

*