Extremadura ya podría autoabastecerse sólo con renovables

Solo con la fuerza del agua y la luz y el calor del sol, toda Extremadura podría autobastecerse de electricidad. No sería necesaria ni la energía nuclear ni tampoco la aportación de las térmicas y el carbón desde otros puntos del país. Las renovables se bastan y se sobran ya para cubrir toda la demanda eléctrica de la región, incluidos hogares, empresas, administraciones y el resto de servicios e infraestructuras que necesitan electricidad. Al menos así ha sido durante el 2010, un año especialmente productivo para la energía hidroeléctrica y que marcará un hito –por distintos motivos– en la historia de este sector en la región.

El 2010 ha sido un ejercicio de récord en generación eléctrica. Nunca en la historia de Extremadura se había alcanzado una producción neta de electricidad tan alta: 20.046 gigavatios hora (el equivalente al consumo de cinco millones de hogares). En la última década el techo estaba en 17.600 gigavatios (en el 2007), mientras que en los últimos años la aportación extremeña al sistema eléctrico nacional había caído a 15.800 gigavatios.

Detrás de este importante incremento del 2010 aparecen varias causas. En primer lugar, el espectacular aumento de la generación eléctrica en las 15 centrales hidráulicas que Iberdrola y Sevillana Endesa tienen repartidas por los embalses de la región. Estas instalaciones han cuadriplicado su producción en un solo año, hasta superar los 4.000 gigavatios hora. Según explican desde Iberdrola, esto ha sido posible gracias a las abundantes precipitaciones registradas en Extremadura durante el año pasado y por las ventajas que ello conlleva a la hora de mejorar la gestión de estas centrales –como las reservas de agua son amplias, las empresas tienen menos restricciones y mayor margen para aprovechar este recurso en la generación de electricidad–.

En segundo lugar, la puesta en marcha de nuevas centrales termosolares –ya hay seis en operación en la comunidad autónoma y otras ocho en construcción– ha contribuido a incrementar la aportación de la energía solar. Entre las plantas fotovoltaicas y las termosolares generaron 1.074 gigavatios hora en el 2010, lo que equivale a la demanda anual de luz de 244.000 hogares. Muestra del crecimiento de este tipo de fuentes de energía en Extremadura es que la producción eléctrica de origen solar era de solo 29 gigavatios hora en el 2007.

4 GW DE BIOMASA Sumadas la contribución solar, la hidráulica y la biomasa –muy reducida y que solo aportó 4 gigavatios hora–, las renovables –teniendo cuenta que todavía no hay en marcha ningún aerogenerador– sumaron 5.155 gigavatios, muy por encima de la demanda total de la región –4.600 gigavatios–.

Otro de los aspectos relevantes del 2010 en el sector eléctrico es el crecimiento de la demanda. El consumo de luz se había contenido desde el 2007 debido al descenso de la actividad económica por la crisis. Pero en el 2010 ha repuntado, lo que desde el sector y desde el ámbito económico se interpreta como un síntoma de recuperación.

FUENTE: El Periódico Extremadura

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!