El etiquetado energético llega a los neumáticos fabricados en la UE

Todos los neumáticos que se fabriquen en la UE desde el 1 de julio deberán llevar una nueva etiqueta energética que pretende aumentar la seguridad y la eficacia económica y medioambiental.

El tipo de etiqueta que deba llevar cada neumático se decidirá en función de tres parámetros: eficiencia energética, seguridad y ruido exterior de la rodadura. Los fabricantes serán los encargados de declarar los parámetros de los productos y después las autoridades medirán esos datos para comprobar su exactitud. La información de los resultados se dividirá por gama, dimensión y producto, y serán los estados miembros los responsables de hacer cumplir la legislación y de sancionar su incumplimiento.

Esta nueva norma entrará oficialmente en vigor el 1 de noviembre de este año y afectará a las ruedas de turismos, vehículos comerciales, 4×4, camiones, autocares y autobuses, excluyendo los neumáticos con clavos (en los países que estén permitidos), los recauchutados, los “off road”, los de competición y los de coches de colección.

«Esta etiqueta tiene muchos beneficios, sobre todo para el ahorro directo de los conductores y para el medio ambiente. Además, tendrá influencia en la balanza de pagos de los países, pues será un ahorro en la partida de gasto en combustibles fósiles», resaltaba el director de relaciones institucionales de MichelinHugo Ureta, durante la presentación del proceso de etiquetado en la compañía.

Seguridad y mucho más

La casa francesa fabricante de neumáticos, que se ha mostrado «totalmente a favor de la etiqueta energética», considera que este requerimiento de la UE «supondrá una modernización del mercado y dará claves al consumidor para comprender el impacto real de los neumáticos para él y para su entorno».

El 70% de los accidentes de coche que se producen son en suelo seco, según el Estudio VUFO, realizado por Michelin y la Universidad de Dresde, en el que se han analizado 10.000 accidentes en un periodo de 10 años.A pesar de ello los más graves son en curva (25% del total) y, de ellos, el 50% ocurre sobre suelo mojado.

Está claro que para Michelin lo más importante de un neumático es que sea seguro, tanto en suelo mojado como en seco, sin olvidar que debe ser duradero y permitir ahorrar carburante. «La seguridad es la preocupación prioritaria de Michelin», afirmaba Ureta, pero el objetivo de la firma es ir más allá de la etiqueta y concebir productos de alta tecnología que se ajusten a las necesidades de los usuarios en toda circunstancia.

Fuente: Europa Press

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!