Treepods, los árboles artificiales del futuro

Pensar que es posible imitar a la maravillosa naturaleza, para la producción de árboles que usen energía solar para funcionar y que a la vez limpien la atmósfera del dióxido de carbono tal y como lo hacen los árboles de verdad, era un sueño casi imposible de lograr, hasta ahora.

Los diseñadores Mario Cáceres y Cristian Canónico han presentado en el concurso SHITboston Urban Intervention Contest, los Treepods: árboles artificiales que emulan de manera eficiente las cualidades de los árboles cuando filtran el carbono. El sistema Treepod es capaz de eliminar el dióxido de carbono del aire y liberar oxígeno mediante un proceso de eliminación de CO2 llamado “humidity swing”.

Además de su capacidad de limpieza del aire, los Treepods incluyen paneles solares fotovoltaicos y un sistema de energía cinética cosechada a medida que los visitantes o transeúntes, los niños principalmente, juegan con los árboles en unos balancines colocados expresamente para generar movimiento. Tanto la energía solar como la energía cinética crean el proceso de filtración de aire, así como alimentan las lucen interiores que dan el aspecto iridiscente a los árboles por la noche.

Por si fuera poco, los diseñadores de los treepods han empleado para la construcción de sus árboles, materiales reciclados y reciclables de botellas de plástico (que vuelven a la vida útil, lo cual es de agradecer porque son muy contaminantes y no son fáciles de reciclar). Por cierto, el diseño de las ramas se ha hecho de forma que cuentan con puntos de contacto múltiples que sirven como pequeños filtros de CO2. El Treepod se puede clasificar dentro del “mobiliario urbano” funcional, pero además es elegante y divertido, que encaja en cualquier entorno urbano, ya sean plazas, jardines, avenidas.

La idea de emplear mobiliario urbano es algo novedoso y positivo para conseguir una ciudades más sostenibles y energéticamente eficientes. Con ello no queremos decir que deban suplantar a los árboles reales, pero es una idea que puede emplearse en otras muchas construcciones.

Fuente: DiarioEcología

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario

*