Células solares perfectas gracias al ‘Grafeno’

El grafeno es una lámina de átomos de carbono dispuestos en una retícula en forma de panal de un solo átomo de espesor. Desde su descubrimiento en 2004, este “material maravilloso” no ha dejado de sorprender a los científicos con una creciente y única lista de propiedades electrónicas y mecánicas. Algunos creen que el grafeno podría aplicarse en un número de aplicaciones tecnológicas tal que podría llegar a sustituir al silicio como material esencial en la industria electrónica. Esto se debe a que los electrones circulan a través de grafeno a velocidades extremadamente altas, comportándose como partículas sin masa en reposo (electrones Dirac).

Algunos lo llaman el ‘aloe vera’ de los materiales, y es que sin duda el grafeno está revolucionando el mundo de la tecnología gracias a sus increíbles propiedades:

  • Alta conductividad térmica y eléctrica.
  • Semiconductor.
  • Alta elasticidad y dureza.
  • Resistencia (el material más resistente del mundo).
  • El grafeno puede reaccionar químicamente con otras sustancias para formar compuestos con diferentes propiedades, lo que dota a este material de gran potencial de desarrollo.
  • Soporta la radiación ionizante.
  • Es muy ligero, como la fibra de carbono, pero más flexible.
  • Menor efecto Joule, se calienta menos al conducir los electrones.
  • Consume menos electricidad para una misma tarea que el silicio.

Ahora los científicos han desarrollado un nuevo dispositivo que combina el grafeno con nanoestructuras metálicas especiales que podría llevar a la fabricación de mejores células solares y sistemas de comunicaciones ópticos. Esto, al menos, es lo que afirman investigadores del Reino Unido que han medido un aumento de 20 veces la cantidad de luz capturada por el grafeno cuando está cubierto por esas nanoestructuras. Esto podría desembocar en la creación de paneles solares que transformen la energía solar practicamente al 100% en energía eléctrica, una auténtica revolución.

Sin duda alguna, todo estamos a la expectativa de que empiecen a verse los resultados en nuestro día a día. El grafeno es un material barato, pero sus costes de fabricación aún son elevados. Se está trabajando en este sentido para conseguir una fabricación a gran escala.

FUENTE: Universo Doppler

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!